LOBO

Los dominios del lobo se extendían por toda la Península Ibérica hasta principios del pasado siglo, pero una sistemática persecución le llevó a una situación crítica, llegando casi a desaparecer al sur del río Duero, y quedando sus malogradas poblaciones confinadas en el noroeste.
Lobo Sierra de Andújar

La alimaña por excelencia no era querida por nadie y temida por todos, una consideración poco propicia para la supervivencia. Pero la suerte del lobo ha cambiado en las últimas décadas, a la vez que se rehabilita su imagen entre el común de la gente.

Sierra Morena fue uno de los grandes territorios del lobo y ahora es un enclave estratégico para su nueva expansión. Y dentro de este gran macizo montañoso, la sierra de Andújar es el núcleo donde se concentra la mayor parte de las nuevas poblaciones de este depredador, que se estima formada por unos quince grupos o manadas, lo que supone unos sesenta ejemplares adultos. Aunque en menor número, también hay constancia de la presencia del lobo en las sierras cordobesas, especialmente en Cardeña y en Hornachuelos.

 

Impresionante carnívoro en el que destaca su robusta cabeza, con orejas triangulares y hocico redondeado en su extremo, con una poderosa mandíbula con grandes caninos.
Su pelaje es muy grueso, con colores pardos grisáceos en la época invernal, y más rojizos en primavera y verano. Pesa entre 28 y 60 kg, pudiendo llegar algunos individuos hasta los 90 kg. Y suele medir de 105 a 140 cm, sin contar la cola. Los lobos ibéricos presen- tan unas líneas negras en las patas delanteras que ha dado lugar a su nombre subespecí co: signatus.

La época de celo es en invierno, en concreto entre enero y marzo. Las hembras paren, en abril y mayo, de 4 a 8 crías que pesan al nacer apenas 500 g y no empiezan a salir de la pari- dera hasta pasadas tres semanas. Puede vivir hasta los 15 años de edad.

Lobo

Dibujo lobo

Cazador social por excelencia, todos los miembros de la manada colaboran en acechar, acorralar y perseguir a las presas hasta darles muerte. Pero eso sí, siempre respetan de forma escrupulosa la jerarquía del grupo, sobre la que domina el líder. Sus presas favoritas son los grandes ungulados, como ciervos, jabalís, mu ones y gamos, tan abundantes en estas sierras.

Perseguido por los daños que ocasionaba en el ganado, sobre el cual depreda en ocasiones, sus poblaciones se han visto reducidas en buena parte de su área de distribución. La población actual de lobos en la Península Ibérica es de unos 2500 ejemplares, la mayoría de ellos distribuidos por la mitad norte. En Andalucía viven unos 50 ejemplares (entres 6 y 8 grupos familiares) distribuidos en dos núcleos diferenciados: uno situada entre Sierra Morena Oriental de Sevilla y Sierra Morena Occidental de Córdoba (Núcleo Occidental), y otro entre Sierra Morena Oriental de Córdoba y Sierra Morena Central de Jaén (Núcleo Oriental).


El parque natural, donde se registra la presencia habitual de hasta tres grupos familiares, desarrolla un programa para la conservación de esta especie, en serio peligro de extinción. Además, los daños que ocasiona a la ganadería son abonados por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, encargándose el parque natural de su tramitación.

DISFRUTA APRENDIENDO DE OTROS ANIMALES DE LA SIERRA DE ANDÚJAR:

Por favor, ayúdanos a difundir este precioso parque natural. Es fácil, solo tienes que hacer click en las redes sociales que aparecen mas abajo para compartirlo y ya esta. Muchísimas gracias por tu ayuda.flechas-compartir-en-redes-sociales